Sin categoría

La competencia del pasado

2 Ago , 2017  

El diseño corporativo es una parte esencial de cualquier empresa, porque será la puerta de entrada de los clientes. Simplemente porque los seres humanos somos completamente visuales, y basamos nuestras decisiones a través de este sentido. Porque para decidir llamar a una empresa o comprar un producto de ésta se necesita primero del impulso de querer hacerlo, y la competencia es demasiada.

Es por eso, que el diseño gráfico está tomando tanta importancia en la actualidad. Antes todo era innovador, no había tanto problema en sacar un nuevo producto, porque ya tenías garantizada la sorpresa de tu público y/o clientes.

Por ejemplo, Coca-Cola comenzó en 1886 con la intención de ser un medicamento contra los problemas de digestión y que aportaba energía al consumidor. No obstante, el efecto médico no fue lo que tomó relevancia, fue el sabor lo que cautivó al público, ya que no había algo que se pudiera comparar. Hoy en día si se intentará pasar un medicamento a una bebida, se tornaría un desastre, los medios convertirían el asunto en un suceso de importancia, y las demandas lloverían.

diseño-graficoAsimismo, antes no tenía una competencia, ahora existe Pepsi, entre muchas otras. Ahora Coca-Cola debe seguir invirtiendo en su diseño corporativo, en su publicidad, en la imagen de su empresa. No puede fallar en ningún momento, porque toda su clientela terminaría yéndose con las otras empresas. Es una eterna batalla que jamás termina, porque los enemigos en el mercado siempre existirán.

Y eso que es un ejemplo de un producto que ya lleva siendo líder durante 131 años, ¿qué se puede esperar de los nuevos productos? Éstos necesitan de mucho más trabajo, desde construir una credibilidad, hasta darse a conocer, crear fieles seguidores, y posicionarse como líder de ventas en su ámbito.

¿Ya ves? Es mucho trabajo, y más porque en muchas ocasiones se pelea contra empresas que llevan cien, o cincuenta años en la competencia. Que ya han generado una excelente imagen, y tienen muchos clientes comprometidos con la marca. Aunque difícil, no quiere decir imposible. ¿A qué me refiero? Otro ejemplo, Kodak fue la primera empresa de fotografía, y al no evolucionar, casi termina en la quiebra, y la sobrepasaron muchas otras nuevas empresas.

Otra muestra la tenemos con Bluckbuster y Netflix, y así hay varios que lo han logrado, claro después de miles de obstáculos en su camino. ¿La clave? No rendirse, tener paciencia y mucha astucia.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

www.000webhost.com